miércoles , 18 septiembre 2019
Home » Artículos » Una actualización clínica sobre la Endometriosis!!

Una actualización clínica sobre la Endometriosis!!

23 DE JULIO 2015 15:35 | POR MATEO ROSSER , KAY MARSHALL

Puntos de aprendizaje clave:

– La endometriosis es un trastorno ginecológico común que afecta a uno de cada 10 mujeres en edad reproductiva

– La endometriosis se clasifica como lesiones o quistes que se encuentran alrededor de los órganos pélvicos que histológicamente se asemejan al endometrio normal. La presencia de estas lesiones puede causar síntomas de dolor graves y debilitantes

– Aunque el tratamiento médico puede reducir los síntomas de la endometriosis en algunos casos, la escisión quirúrgica de las lesiones da los mejores resultados

La endometriosis es un trastorno ginecológico crónico que afecta a aproximadamente uno de cada 10 mujeres en edad reproductiva 1 y es el tercer trastorno ginecológico más común después del síndrome de ovario poliquístico y fibromas. La condición se define como la presencia de tejido similar al ser endometrio normal que se encuentra fuera de la formación de lesiones o quistes endometriósicos útero. Debido a la similitud entre el histológico (eutopic) endometrio normal y endometriósico (ectópico) endometrio, se piensa que la endometriosis responde a los cambios hormonales cíclicos por crecimiento y sangrado de forma sincrónica con el ciclo menstrual. Sin embargo, un análisis en profundidad de la endometriosis ha mostrado múltiples y distintas diferencias entre eutópico y endometrio ectópico. Aunque existen varias teorías sobre el origen de la endometriosis, en la actualidad la verdadera causa de la enfermedad sigue siendo objeto de debate.

Los síntomas

Mientras que un pequeño porcentaje de mujeres con endometriosis puede ser asintomática, el dolor es el síntoma más común, otros síntomas comunes son:

· Dolor menstrual excesivo (dismenorrea) que puede comenzar en la época de la ovulación y continuará en la menstruación. Cabe señalar que la debilitante dolor menstrual que resulta en el tiempo que se toma fuera del trabajo o la escuela requiere una mayor investigación.

· Dolor durante o después del coito (dispareunia), particularmente el dolor en la penetración profunda, esto también se aplica durante un examen interno.

· Dolor no cíclico en el área pélvica durante seis meses o más (para el dolor pélvico crónico).

Uno de los otros síntomas principales de la endometriosis es la infertilidad, un factor que afecta a alrededor del 50% de las mujeres con endometriosis. Por tanto, las mujeres que desean concebir pueden someterse a tratamientos de reproducción asistida (TRA). Una revisión de ART para las mujeres con endometriosis en comparación con los que no encontró que la endometriosis mínima no afecta a los resultados de fecundación in vitro. Sin embargo, las formas más severas disminuyen tasa de nacidos vivos, tasa de embarazo clínico y el número de ovocitos recuperados.

En cuanto a los resultados del embarazo, las mujeres con endometriosis pueden tener un mayor riesgo de parto prematuro, preeclampsia, placenta previa y hemorragia posparto. Varios estudios han investigado el riesgo de aborto involuntario en las mujeres con endometriosis, hasta ahora ninguna conclusión definitiva se ha elaborado.

Dada la asociación con resultados adversos del embarazo, las mujeres con endometriosis deben ser monitorizados cuidadosamente durante todo el embarazo.

La extirpación quirúrgica de las lesiones de endometriosis se ha encontrado para mejorar las tasas de concepción hasta los 12 meses posteriores a la cirugía, así como tasas de nacidos vivos. La evidencia disponible no muestra una mejora en las tasas de concepción para las mujeres con endometriosis que reciben tratamiento médico solo. También es una creencia común de que el embarazo es curativa para la endometriosis; Esto es sin embargo incorrecta. Durante los síntomas de dolor embarazo pueden disminuir temporalmente, sin embargo la recurrencia de los síntomas es posparto común.

Otros síntomas

La endometriosis puede presentar con una multitud de síntomas, a menudo haciendo referencias apropiadas difícil. Otros síntomas incluyen:

· Dolor con o después de orinar (disuria).

· Dolor con o después de los movimientos intestinales o sangrado del intestino (disquecia).

· Intestino irritable como síntomas (diarrea, estreñimiento, hinchazón).

. Dolor de espalda.

. Dolor de pierna.

. Fatiga crónica.

Los síntomas a menudo pueden ser pasados ​​por alto o despedidos en la práctica general, debido a la falta de conciencia y la normalización de dolor menstrual en las mujeres jóvenes y niñas. Por tanto, es importante evaluar cuidadosamente las mujeres jóvenes que presentan síntomas menstruales con el fin de reducir la demora diagnóstica.

Además de los síntomas fisiológicos, la naturaleza debilitante y crónica contribuye a un mayor riesgo de depresión y ansiedad.

Tipos y puesta en escena de la endometriosis

La endometriosis puede presentar con una multitud de diferentes apariencias macroscópicas.
La endometriosis se clasifica de acuerdo a la Sociedad Americana de sistema basado punto Medicina Reproductiva que divide la endometriosis en cuatro etapas: mínima, leve, moderada y grave.

Es muy importante tener en cuenta la etapa de la endometriosis no se correlaciona necesariamente con la severidad de los síntomas experimentados. Una mujer con enfermedad mínima puede experimentar síntomas graves y por el contrario una mujer con enfermedad extensa puede tener síntomas mínimos.

En casos raros endometriosis se puede encontrar fuera de los órganos reproductivos en sitios tales como, el diafragma, el intestino y la vejiga. Los síntomas relacionados con estos órganos (como el dolor al respirar o falta de aliento para la endometriosis diafragmática) que se producen o empeoran durante la menstruación puede ser un indicio de la endometriosis que implica esa zona. Sin embargo, se recomienda una evaluación a fondo para eliminar más graves causas de los síntomas relacionados con el pecho, el intestino y la vejiga.

Diagnóstico

Debido a la naturaleza no específica de algunos síntomas hay una falta de conciencia y una alta tasa de diagnósticos erróneos, el retraso entre el inicio de los síntomas y recibir un diagnóstico es de siete a nueve años. El estándar de oro para el diagnóstico es la investigación laparoscópica de la órganos pélvicos.

Actualmente no hay pruebas no invasivas con un grado clínicamente relevante de sensibilidad. Un examen pélvico por lo general sólo es útil para evaluar la presencia de grandes quistes endometriósicos ováricos (endometrioma), nódulos palpables en los ligamentos uterosacros o nódulos visibles en el cuello uterino o fornix vaginal posterior.

Un ulltrasonido es una técnica empleada comúnmente para evaluar la presencia, pero sirve de poco uso en el diagnóstico de otras formas de la enfermedad. La resonancia magnética (MRI) puede ser un adyuvante útil para otros métodos de diagnóstico, en particular en los casos en adherencias extensas limitan la exploración quirúrgica de la pelvis, o determinar el alcance de profunda infiltrante endometriosis. Sin embargo, al igual que con una ecografía, la resolución de la RM puede ser inadecuada para la identificación de todas las lesiones de endometriosis. La RM también es útil para el diagnóstico de las condiciones comórbidas con frecuencia asociados a la endometriosis como adenomiosis (tejido endometrial-como en el interior del músculo uterino), que se encuentra en alrededor de una quinta parte de las mujeres con endometriosis.

Factores de riesgo

Hay varios factores de riesgo conocidos para la endometriosis, sin embargo también hay muchas historias en la prensa y en línea con respecto a los riesgos de la endometriosis, con poca evidencia de apoyo, que también se han convertido en sinónimo de la enfermedad.

Por tanto, es importante proporcionar a los pacientes con información precisa sobre los factores que influyen en el riesgo de la endometriosis.

Tratamiento

De acuerdo con el Instituto Nacional para la Salud y Atención Excellence (NICE) directrices, 10 analgésicos como el paracetamol, AINE, el ibuprofeno, el naproxeno o ácido mefenámico se ofrecen a menudo, menos que esté contraindicado, a los pacientes para el tratamiento del dolor.

Como la endometriosis es una enfermedad dependiente de estrógenos, muchos de la primera línea de las opciones de tratamiento incluyen regulación o suprimir la producción endógena de estrógenos.

Como la manipulación hormonal frecuentemente resulta en efectos secundarios, los pacientes deben ser plenamente conscientes de las ventajas y desventajas antes de comenzar un nuevo régimen de tratamiento.

Encontrar un enfoque de tratamiento óptimo que gestiona síntomas con efectos secundarios mínimos pueden ser un proceso de ensayo y error; los tratamientos más utilizados son:

· Si el paciente no desea concebir, un régimen de anticonceptivos orales combinados (AOC) se puede considerar. Inicialmente un ensayo monofásico de tres meses de un AOC que comprende etinilestradiol 30-35mg y, o bien norethistrone, norgestimato o levonorgestrel puede ser utilizado. Si esto no resulta en el control de síntomas aceptable, un régimen de tricíclico o continua puede ser utilizado. Si persisten los síntomas, los AOC que contiene valerato de estradiol y dienogest puede ser útil, si está disponible.

· Progestágeno solo anticonceptivos, tales como desogestrel oral o levonorgestrel, acetato de medroxiprogesterona, un implante subdérmico y un sistema intra-uterina también se pueden utilizar.

· Si el paciente no desea tomar anticonceptivos hormonales, los progestágenos orales como la medroxiprogesterona o noretisterona se pueden ofrecer.

· La hormona liberadora de gonadotrofinas (GnRH), como goserelina y depo leuprolida inyecciones, o aerosol nasal nafarelin podrán ofrecerse si otras terapias hormonales no dan alivio sintomático adecuado. Debido a los efectos adversos sobre la densidad ósea, estos tratamientos se limitan a seis meses de uso. Los pacientes que toman medicamentos GnRH con frecuencia reportan efectos secundarios adversos de estos tratamientos, por lo tanto, la terapia add-back se puede dar para reducir los efectos secundarios. Es importante señalar que la terapia médica sólo puede tratar los síntomas de endometriosis y no es curativa. Los síntomas pueden recaer rápidamente después de la interrupción del tratamiento, por lo tanto, es necesaria una intervención quirúrgica para el alivio a largo plazo.

· Extirpación laparoscópica de las lesiones de endometriosis / quistes identificables se considera la mejor opción para el alivio sintomático y la restauración de la fertilidad.

· La histerectomía por sí sola no se considera un tratamiento efectivo para la endometriosis. Se ha informado de que la conservación de ovarios lleva un riesgo seis veces de dolor recurrente y un riesgo ocho veces mayor de reoperación donde endometriosis fue la causa principal de los síntomas. Este efecto es particularmente pronunciado en los pacientes con enfermedad severa. Por tanto, es importante distinguir correctamente endometriosis de otras condiciones, como la adenomiosis, y seleccione la intervención quirúrgica adecuada. Los pacientes sometidos a histerectomía con ooforectomía que requieren terapia de reemplazo hormonal deben consultar a un médico especialista si sus síntomas se repiten.

Referencias

1. PH Kodaman. Las estrategias actuales para el manejo de la endometriosis. Obstetricia Ginecología Clinics of North America 2015; 42 (1): 87-101

2. Fadhlaoui A, Ramo de la Jolinière J, Feki A. Endometriosis e infertilidad: cómo y cuándo tratar? Fronteras en Cirugía 2014; 1: 24

3. Hamdan M, Omar SZ, Dunselman G, Cheong Y. Influencia de la endometriosis en los resultados de la tecnología reproductiva asistida: una revisión sistemática y meta-análisis. Obstetricia y Ginecología 2015 125 (1): 79-88.

4. Castaño J, Farquhar C. Endometriosis: una visión general de las revisiones Cochrane. Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas. 2014; 10; 3: CD009590.

5. Moradi M1, Parker M, Sneddon A, López V, Ellwood D. Impacto de la endometriosis en la vida de las mujeres: un estudio cualitativo. BMC Salud de la Mujer. 2014; 14: 123.

6. Di Donato N, Montanari G, Benfenati A, et al. Prevalencia de la adenomiosis en mujeres sometidas a cirugía por endometriosis. European Journal of Obstetrics & Gynecology y Biología Reproductiva. 2014; 181: 289-93.

7. Kennedy, S. y Koninckx, P. (2012) La endometriosis. En: Edmonds, DK (Ed.) Libro de texto de Dewhurst de obstetricia y ginecología. 8ª ed. Chichester: Wiley-Blackwell. 615-624.

8. Nnoaham KE, Webster P, Kumbang J, et al. Es muy temprana edad de la menarquia un factor de riesgo para la endometriosis? Una revisión sistemática y meta-análisis de estudios de casos y controles. Fertilidad y Esterilidad. 2012; 98 (3): 702-712.e6.

9. Vitonis AF, Baer HJ, Hankinson SE, Laufer MR, Missmer SA. Un estudio prospectivo de tamaño corporal durante la infancia y la edad adulta y la incidencia de la endometriosis. Reproducción Humana. 2010; 25 (5): 1325-1334.

10. Instituto Nacional de Salud y Asistencia Excellence (NICE). Endometriosis – Revisado mayo de 2014. http://cks.nice.org.uk/endometriosis (consultado 20 de mayo 2015)

REPRESENTADO EN EMISIÓN:
Enfermería en la Práctica | 85
Acerca de los autores

Mateo Rosser
Segundo estudiante de doctorado años apoyado por el MRC y un premio Presidentes Doctorado Académico, la Escuela de Farmacia de Manchester, Facultad de Medicina y Ciencias Humanas de la Universidad de Manchester
Kay Marshall
Farmacéutico registrado, PhD en farmacología endocrina reproductiva, director de la Escuela de Farmacia de Manchester, Facultad de Medicina y Ciencias Humanas de la Universidad de Manchester

Traducido por la Asociación Endometriosis Panamá.

Información gracias a: http://www.nursinginpractice.com/article/clinical-update-endometriosis

About AENPA

Check Also

La endometriosis de la pared abdominal, se identifica mediante la técnica ROLL utilizada en la localización de las lesiones mamarias!

31 de Julio de 2018 Una técnica utilizada actualmente en pacientes con lesiones mamarias puede …

Deja un comentario